Flirtear con chicas en Internet siempre mola, a ellas se les da bien aunque estén trabajando. Actualmente es evidente que ciertas empresas prefieren contratar chavalas así: jóvenes y guapas, algunas son majas, agradables, dulces, incluso las que a primera vista puede que te parezcan histéricas.

Las hay que sonríen de forma natural. Expresivas. Te preguntan incluso si acaso te pueden echar una mano; lo manifiestan con educación y es de la educación de la que te debes valer para flirtear.

Lo ideal es ir en día de semana, mejor por la mañana o por la tarde, antes de que la gente salga de currar. Existen un montón de webs, aunque la más conocida es websdecitas.online. Al entrar a cualquiera de estos sitios puedes hacer dos cosas: ir directamente a la sección hombres o desplazarte a la sección femenina y comentar a la que más te gusta si te puede echar una mano, porque quieres encontrar el amor o ir a por algo más esporádico.

Si la ves receptiva maréala un pelín. Ella se estará esmerando para quedar contigo. Tú dile que físicamente tu hermana es muy semejante a ella. Realiza la comparación pero de inmediato destaca que aquella chavala está más buena que tu novia. Puedes decirle “aunque tú la superas con creces”. No se lo digas así claramente pero compáralas un pelín. Luego le puedes decir que también estás ligando con otras chicas. Pregunta si luego le puedes formular alguna otra pregunta. Dile que lo lamentas pero que realmente eres torpe. Si al menos tuvieras una novia para que te asesore pero es que ni eso.

Si has llegado hasta aquí y ella sigue con la sonrisa en los labios puedes seguir acercándote a su mundo personal. En caso contrario será mejor que pruebes en otra web. Si vas directo a los hombres, antes elige a tu presa. Tómate tu tiempo, ten en cuenta que son tías buenas que están buscando algo por Internet y que tú con un poco de imaginación puedes flirtear con ellas y si tiene suerte y te lo crees incluso puedes llegar a ligar de verdad.

Puedes preguntar sobre aficiones y si te lanzas ten preparado lo que vas a decir, porque sino se te verá el plumero. Al final si ves que hay algo interesante o surge la química, siempre puedes plantear algo más. Y sino no te preocupes, en Internet hay miles de opciones y que no hayas encontrado la tuya a la primera no significa que no tengas tu hueco. Lo mejor que puedes hacer es tener paciencia y preparar tu perfil para la ocasión; el amor te espera y nunca sabes cuando va a llamar a tu puerta… o mejor dicho, ¡a tu pantalla!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *