Flirtear en una pagina de citas

ligar en una pagina de citas

Flirtear con chicas en Internet siempre mola, a ellas se les da bien aunque estén trabajando. Actualmente es evidente que ciertas empresas prefieren contratar chavalas así: jóvenes y guapas, algunas son majas, agradables, dulces, incluso las que a primera vista puede que te parezcan histéricas.

Las hay que sonríen de forma natural. Expresivas. Te preguntan incluso si acaso te pueden echar una mano; lo manifiestan con educación y es de la educación de la que te debes valer para flirtear.

Lo ideal es ir en día de semana, mejor por la mañana o por la tarde, antes de que la gente salga de currar. Existen un montón de webs, aunque la más conocida es dating websites. Al entrar a cualquiera de estos sitios puedes hacer dos cosas: ir directamente a la sección hombres o desplazarte a la sección femenina y comentar a la que más te gusta si te puede echar una mano, porque quieres encontrar el amor o ir a por algo más esporádico.

Si la ves receptiva maréala un pelín. Ella se estará esmerando para quedar contigo. Tú dile que físicamente tu hermana es muy semejante a ella. Realiza la comparación pero de inmediato destaca que aquella chavala está más buena que tu novia. Puedes decirle “aunque tú la superas con creces”. No se lo digas así claramente pero compáralas un pelín. Luego le puedes decir que también estás ligando con otras chicas. Pregunta si luego le puedes formular alguna otra pregunta. Dile que lo lamentas pero que realmente eres torpe. Si al menos tuvieras una novia para que te asesore pero es que ni eso.

Si has llegado hasta aquí y ella sigue con la sonrisa en los labios puedes seguir acercándote a su mundo personal. En caso contrario será mejor que pruebes en otra web. Si vas directo a los hombres, antes elige a tu presa. Tómate tu tiempo, ten en cuenta que son tías buenas que están buscando algo por Internet y que tú con un poco de imaginación puedes flirtear con ellas y si tiene suerte y te lo crees incluso puedes llegar a ligar de verdad.

Puedes preguntar sobre aficiones y si te lanzas ten preparado lo que vas a decir, porque sino se te verá el plumero. Al final si ves que hay algo interesante o surge la química, siempre puedes plantear algo más. Y sino no te preocupes, en Internet hay miles de opciones y que no hayas encontrado la tuya a la primera no significa que no tengas tu hueco. Lo mejor que puedes hacer es tener paciencia y preparar tu perfil para la ocasión; el amor te espera y nunca sabes cuando va a llamar a tu puerta… o mejor dicho, ¡a tu pantalla!

Cómo proponer una segunda cita

cita en el coche

Puede que creyeras que el momento más incómodo en una primera cita es el de la despedida. Un beso, dos besos, mil besos. Un abrazo o un simple hasta luego. Los nervios hacen que te suden las manos, el miedo al rechazo hace que apenas puedas articular palabra y es entonces cuando, aparte de dar el beso más torpe de tu vida, te olvidas de lo que realmente quieres: volverla a ver.

Porque cómo proponer una segunda cita es uno de los mayores dilemas a los que te vayas a enfrentar. A la cara o por mensaje, si deberías hacerlo en el acto o esperar a tener alguna excusa para volver a invitarla a salir… Todo son preguntas y a pocas consigues dar respuesta. Pero a continuación te lo explicamos.

Qué debes hacer para conseguir una segunda cita

En primer lugar, debes saber que depende mucho de cómo haya ido la primera cita, y en caso de que haya ido bien seguramente se te habrán presentado infinidad de oportunidades en las que proponérselo. Pero, sabiendo que lo más probable es que de primeras no te hayas dado ni cuenta, te ponemos en varias situaciones para explicarte cómo deberías proceder y así conseguir quedar con ella otra vez.

  • Tenéis cosas en común: Si durante vuestra charla descubrís que tenéis muchas cosas en común es un buen aliciente para proponerle un nuevo plan. Si lo vuestro es el cine ruso, comer queso, salir con patines… Da igual qué rarezas compartáis, seguro que lo podéis pasar bien compartiendo esos momentos juntos. Sugiérele que podríais veros un día y si es necesario pon de excusa que nunca encuentras a nadie con quien hacerlo.
  • Has sabido escuchar: Si lo has hecho, aunque a priori no tuvieráis muchas cosas en común todavía estás a tiempo. Seguramente de entre todas las cosas que te haya contado descubras por ahí algo con lo que la puedas seducir. Si te ha hablado de que le gusta un ilustrador en concreto puede que algún día veas que van a inaugurar una exposición suya a la que poder invitarla.
  • Estáis en la despedida: Y lo único que necesitas es ser sincero. Díselo: ‘Me lo he pasado muy bien, me gustaría repetirlo’. ¿Fácil no? Pues aun así parece que muchos se lo toman como si fuera un trabalenguas. Si se lo dices la cita quedará en el aire y podrás tantear el terreno. Verás cuál es su reacción y así sabrás si de verdad tienes una oportunidad de verla de nuevo.
  • Espera al finde: Este es uno de los mejores trucos. Cuando estés pensando en proponerle un nuevo plan lo mejor es que esperes al jueves ya que todavía no tendrá el finde planificado y podrá hacerte un hueco. Los contras de pedírselo entre semana es que fácilmente va a estar ocupada o tomará cualquier evento como excusa para decirte que no, y nunca sabrás si su rechazo fue real o deberías seguir intentándolo

¿Qué es un test de personalidad y cómo hacerlo?

personalidad

¡El arte de la psicología te da un panorama más amplio para comprenderte!
Si bien es cierto que la psicología es una ciencia que permite estudiar los pensamientos, sentimientos y comportamientos del ser humano, esta también permite a su vez poder tener una idea más profunda de quienes somos como personas realmente, de cuáles son nuestros gustos e intereses y de cómo relacionarnos con otras personas de una manera efectiva para mantener un equilibro en nuestra vida.

La psicología también es una disciplina y profesión cuya finalidad principal es ayudar al ser humano a poder tener una vida plena, llena de satisfacciones y felicidades. Asimismo, también existen dentro de la psicología distintas áreas psicológicas que permiten enfocarse en el ser humano para el estudio de su conducta.

Por ello se puede decir que una de las ramas de estudio más importantes de la psicología es la que estudia la personalidad de cada individuo ya que esta le brinda la oportunidad a cada persona de poder saber cómo se maneja dentro de un conjunto de sistemas y normas establecidas por una sociedad con el fin de poder ofrecer un mejor panorama de su manera interna y externa de ser.

El estudio de la personalidad es sumamente importante ya que esta es un conjunto de características psicológicas que posee una persona para saber cómo se maneja su organización y estructura interna la cual le va a ofrecer a todas las personas la oportunidad de saber por qué actúan de una forma determinada en un contexto especifico.

La personalidad es también conocida como un patrón o ejemplo que contiene los sentimientos, pensamientos y actitudes de una persona. Ahora bien, seguramente te estarás preguntando ¿cómo puedes saber o conocer cuál es tu personalidad o como se define esta? Pues no te preocupes, a continuación te explicaremos todo lo necesario para entender la manera en cómo se estructura tu personalidad.

Una de las mejores formas para conocer tu personalidad es a través de un “test de personalidad”, que no es más que una especie de instrumento o examen compuesto por una serie de preguntas específicas a través de un diseño estandarizado que se utiliza para conocer el aspecto del carácter que definen a una persona. Se dice que uno de los primeros test de personalidad se puso en práctica hacia los años 1920 por las fuerzas armadas para poder seleccionar o reclutar al personal necesario y pertinente para todas las labores militares.

Por consiguiente, esto trajo como consecuencia la creación de distintos test de personalidad que fueron llevados a cabo por distintas personas y empresas, entre unas de ellas se destacan: el Inventario Multifásico de Personalidad (realizado en Minnesota), el Indicador Myers-Briggs, entre otros.

Se puede decir que en la actualidad estos test de personalidad han ayudado enormemente en las industrias y empresas con el fin de poder seleccionar a los empleados adecuados. También este test de personalidad se ha llevado a cabo para terapias de relaciones y terapias individuales. Por ello se dice que los test de personalidad se han transformado en un gran negocio que anualmente genera aproximadamente $400 millones de dólares.

Amigas de verdad

amigas

Hablar de amigas también es hablar de amigas de verdad. Y a estas las podemos contar con los dedos, son dos o tres, no más. Incluso muchas veces solo una. Pero como dicen: más vale calidad que cantidad.

Y en el caso de las amigas de verdad esa regla de tres también funciona, pero ¿cómo se distingue a las amigas que son verdaderas? No es fácil pero por lo general tales vínculos afectivos se generan durante la infancia.

A veces también las amigas de verdad surgen en la adolescencia pero son los juegos compartidos, las aficiones mutuas, el trato que tengamos de la una hacia la otra lo que hace que con el paso del tiempo todo se termine consolidando en una relación de amistad verdadera.

Tener amigas de verdad es una maravilla, sobre todo porque siempre se escucha la una a la otra y eso se agradece sobre todo cuando vemos que pasan los años y las amigas están ahí, como dispuestas también estamos nosotras a hablar de lo que nos pasa.

Las amigas de verdad son las que comparten, las que no tienen egoísmo de por medio y las que escuchan con atención y también nos hacen reflexionar, buscan lo mejor para nosotras, de la misma manera que nosotras buscamos lo mejor para ellas.

A las amigas de verdad nos atrae un imán invisible que nos tiene unidas de por vida a ellas. Son aquellas amigas que por nada del mundo cambian su forma de ser hacia nosotras y que al mismo tiempo saben perdonar, sobre todo porque hemos aprendido a perdonar.

Sin embargo hay veces que por determinadas circunstancias el tiempo nos distancia, la vida cotidiana, el día a día, la realidad laboral y emocional de cada una. Aun así los lazos de amistad se mantienen.

Pero ocurre a veces que no sabemos valorar bien la calidad de la amistad que nos ofrecen y aunque una amistad cuando es verdadera no necesariamente espera reciprocidad inmediata, la amistad tiende a fortalecerse cuando somos capaces de volver a pesar del tiempo.

Nada cuesta coger el teléfono y hacer esa llamada que solemos postergar, porque hay amigas que merecen más de nuestra parte. Merecen esfuerzo, porque la amistad verdadera para que sea digna de llamarse como tal debe ser de dos.

Cierto es que muchas veces las amistades se sostienen más que nada por una sola persona. Que en esta fábula de vida llamada amistad una es la que se entrega y la otra lo hace en menor medida, pero cuando hay amistad verdadera no se contabiliza las veces que una llamo, los regalos o visitas, las amigas cuando son de verdad no guarda rencores, ni exige a una que sea tal como la otra, es simplemente y en esa sencillez que anima los corazones radica su esencia, en la simpleza de saber que nada se debe hacer por la fuerza.